¿Crees que estamos en los últimos tiempos?…Entrevista a Cesar para Jesucristo #02

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Actualidad

¿Crees que estamos en los últimos tiempos?…Entrevista a Cesar para Jesucristo #02

Echale un vistazo al video de la entrevista en youtube donde el Padre Hector nos cuenta sus vivencias para crear Mater Fátima…todos los viernes un nuevo video

Y también en vimeo…como siempre podrás ver todos los videos por anticipado y con la máxima calidad original en nuestro canal de vimeo

Y aqui tienes la transcripción del video para que no te pierdas ningún detalle:

[00:00:33.830] – Sercatolico
Un saludo a los seguidores de nuestro canal de YouTube y de nuestra página sercatolico.es. Nos encontramos aquí en Garabandal con Cesar para Jesucristo, al cual muchos conoceréis por su canal de YouTube y vamos a charlar con él sobre diversos temas.

[00:00:38.300] – Sercatolico
Hola, qué tal estás?

[00:00:38.300] – Cesar para Jesucristo
Buenos días, Javier. Muy bien, gracias a Dios. Tú qué tal estás?

[00:00:38.520] – Sercatolico
Bien. Crees que estamos en los últimos tiempos anunciados en la Biblia?

[00:00:44.300] – Cesar para Jesucristo
Absolutamente, sí. Hay que decir un par de cosas antes, no? En los últimos tiempos comenzaron con la venida de Jesucristo en la Encarnación. Es decir, llevamos unos 2000 años viviendo los últimos tiempos. Por eso hay muchas personas, creo que de forma muy acertada, hablan de el final de los últimos tiempos. Entonces sí pienso que estamos viviendo. Es el final de los últimos tiempos. Primero, porque se cumplen dos requisitos que dogmáticamente son necesarios, que están definidos en el Concilio de Trento, en ese sacrosanto Concilio tan importante en la historia de la Iglesia, los cuales son el anuncio del Evangelio haya llegado a todas las naciones, el cual se ha cumplido con creces, especialmente en estos últimos y en estas últimas décadas, con la llegada de Internet y junto con el anuncio del Evangelio a todas las naciones que se dé la gran apostasía que lo define San Pablo muy bien en la Segunda Carta a los Tesalonicenses. La apostasía es un pecado gravísimo. Era uno de los cuatro pecados más graves que se contemplaban en la vida de los primeros cristianos junto con adulterio y homicidio. Y no recuerdo si era la herejía o era solamente esos tres. La apostasía, el homicidio y el adulterio eran los pecados que requerían una gran penitencia en la comunidad.

[00:02:14.780] – Cesar para Jesucristo
No los dejaban entrar, eran los llamados lapsi; los caídos, los que habían renegado al Señor en cuando no habían tenido ocasión de ser martirizados, pues habían negado; habían apostatado. La apostasía es haber recibido la fe y luego rechazarla por entero, no mucho más grave que la herejía, que es sostener un error teológico de forma reiterada, concienzuda, sin hacer caso a ningún tipo de corrección. Entonces, esa gran apostasía. Estamos viendo como es una realidad, no solamente como pensamos muchas veces en la jerarquía en obispos, cardenales, sacerdotes, como dijo nuestra Madre en Garabandal, sino que es que la constatamos también en todo el mundo seglar, en todos los cristianos que no son ordenados, pues como la inmensa mayoría está sucumbiendo a los postulados de las ideas modernistas, posmodernistas, ateístas, materialistas, hedonistas, que está vendiendo el demonio por medio de los medios de comunicación y por medio de los medios de manipulación, que dicen algunos muy acertadamente.

[00:03:36.230] – Cesar para Jesucristo
Estamos viendo cómo la sociedad poco a poco se va paralizando, poco a poco se van cristalizando más. Y entonces, claro, eso es la apostasía, la gran apostasía. Y claro, como se da esos dos requisitos, pues cabe pensar que estamos, pero no sólo por eso, sino también porque nuestra Madre en apariciones tanto aprobadas como pueden ser Fátima, como puede ser Akita, cómo puede ser tantas otras o permitidas como puede ser Garabandal, como pueden ser la Salette; aprobadas también Ámsterdam o el libro azul del Padre Gobbi; nuestra Madre ha venido apareciendose muchas veces en los últimos 150 años para advertirnos, para prepararnos, para hacernos ser conscientes de nuestra generación, que vamos a vivir esos tiempos finales y ese desenlace de la historia.

[00:04:42.450] – Cesar para Jesucristo
Previos al retorno de Nuestro Señor. A mí me llama la atención, Javier mucho, que los protestantes muchas veces a lo largo de los últimos siglos, han hablado de la proximidad del retorno de Jesucristo. Siempre se han equivocado porque no son la Iglesia. Sin embargo, desde hace unas décadas, especialmente unos años, por primera vez en 2000 años, ya no sólo protestantes, sino los católicos, los que estamos diciendo que el Señor está cerca. Entonces, claro, aquí siempre hay un prejuicio que es como el Señor dijo no saber ni el día ni la hora.

[00:05:22.170] – Cesar para Jesucristo
El prejuicio es que se concluye erróneamente y sin atender a las leyes de la lógica más elemental, más pura. Se concluye que la frase no conocéis ni el día ni la hora. Significa que no podemos conocer absolutamente nada de su venida. Como luego hablaremos en alguna otra pregunta sobre esa generación de la higuera, cuál es no? Pero el Señor solamente nos quiso decir que el día preciso, la hora precisa, no la sabremos. Pero eso no significa que no vayamos a conocer algunos signos que preceden a esa segunda venida.

[00:05:55.020] – Cesar para Jesucristo
Para que estemos preparados, tal y como dijo el Señor por medio del profeta Amós que el Señor no hace nada sin avisar a sus siervos los profetas, y éstos a el pueblo de Dios. Entonces, de la misma manera que la misma primera venida fue anunciada y fue preparada por el Señor. Y así hubo algunos que lo reconocieron cuando vino por primera vez, y hubo otros a los que Jesucristo llamaba hipócritas, que no sabían reconocer los signos de su venida.

[00:06:23.040] – Cesar para Jesucristo
No lo reconocieron, pues también para esta segunda venida hay una serie de signos para que estemos atentos, viviendo cada día su afán. Pero atentos no, porque el Señor no hace nada sino avisar a sus siervos los profetas. Yo me pregunto muchas veces, Javier, es que acaso el Señor, el Señor no va a preparar a su pueblo para su segunda venida? Acaso el Señor no va a propiciar de alguna manera que estemos preparados si estamos esperando en la propia oración del Ángel de Portugal, de Fátima?

[00:06:57.600] – Cesar para Jesucristo
Nos enseñaba este santo Ángel a decir Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no saben esperar que es, pues precisamente es esperar la parusía. Entonces, claro, un cristiano que vive sin esperar el retorno del Señor, pues de alguna manera. No está viviendo todo lo que el Señor le ofrece vivir. Qué es esa esperanza en su venida? Que por cierto, todos los días suplicamos en la Santa Misa.

[00:07:30.760] – Cesar para Jesucristo
Ven, Señor Jesús, y profesamos en el Credo también que ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Bueno, es un elemento de nuestra fe que nos saca de nuestras comodidades temporales mundanas. Es un elemento de nuestra fe que nos hace mirar a la vida eterna y que nos hace trascender de lo que estamos viviendo aquí y ahora para empezar a vivir en la eternidad. Y a mi me ayuda mucho a vivir el ser cristiano viviendo, esperando el retorno del Señor.

[00:08:00.610] – Sercatolico
Suscríbete y pulsa en la campanita para no perderte ninguno de nuestros videos. También puedes dejarnos tus comentarios. Estaremos encantados de responderte. Apúntate a nuestro canal de Telegram y dale Me gusta a nuestra página de Facebook. Tienes todos nuestros enlaces abajo en la descripción. Hasta pronto.